Invertebrados acuario marino

Invertebrados

Una pieza importante del equilibrio de nuestro acuario marino se lo debemos a los invertebrados marinos, incansables devoradores de algas o desechos. Muchas veces son considerados como especies secundarias por su tamaño o precio, pero son sin duda especies muy a tener en cuenta a la hora de configurar nuestros acuarios.

Las especies más habituales son los caracoles, las gambas, los cangrejos o las estrellas de mar. Cada uno con sus puntos fuertes sus formas y tamaños muy diferentes entre ellos. No podemos decir que haya una especie imprescindible por norma y probablemente no sean las especies por las que a priori nos hicieron lanzarnos a montar un acuario con invertebrados, pero su funcionalidad y su comportamiento siguen sorprendiendo a mas de [email protected][el_texto_se_corta_aqui]

A la hora de elegir qué animales queremos introducir en nuestro acuario es importante conocer las compatibilidades con el resto de peces y/o corales. Muchas especies de las que están a nuestro alcance son "seguras" y no suelen mostrar conflictos con los invertebrados. Hay otras muchas que no suelen tener buen feeling, sobretodo por formar parte de su dieta, y esto termina en desastre asegurado.

Si tienes dudas en cuanto a la cantidad de ejemplares recomendados en un acuario o las compatibilidades con tus peces actuales, o futuros, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, intentaremos solucionar todas tus dudas.

Muchas de las especies que encontrarás aquí presentan comportamientos más activos durante la noche con la luz apagada que durante el día. Así que no desesperes si tardas en verlos o crees que se han fugado. Es muy probable que se mantengan ocultos en una zona de confort para ellos.

Normalmente la introducción de ciertas especies viene condicionada por la aparición de algas en nuestro acuario. No todas las especies se alimentan de todo tipo de algas, por lo que es interesante saber qué tipo de algas tienes para poder combatirla con la inclusión de invertebrados.

A pesar de todo, recuerda que la mejor manera de mantener las algas a raya es mantener una condiciones de agua óptimas.